Mensajes de los maestros

 
Que hacer para que el dinero fluya: Debe definirse en lo que se considera estar al servicio y lo que se considera la actividad que generará el sustento. No hay porque avergonzarse ni tanto menos comprometerse energéticamente por el hecho de cobrar los servicios que se prestan. Nada está mal, solo se debe definir. Si se está al servicio se dará algo a otros sin exigir pago por ello, más ésto no quiere decir que no vaya a ser compensado económicamente, sólo que el pagador será el creador de todo lo que es y él no olvida sus deudas y tiende a ser generoso con sus pagos. Sólo hay que soltar y confiar y para ello fuertes han de ser sus creencias ya que solo la verdadera fe permitirá entregar el control.
Si se decide prestar servicios pagados, también estará bien y sus finanzas si es su deseo, serán impulsadas desde aquí para que su evolución sea constante y creciente, sin embargo, así como en el otro escenario, existe una contradicción y es la percepción del dinero y del pago en dinero. Se hace lo que se ama pero se aborrece que deban pagarte por ello. No hay amor al dinero y de hecho hay repulsión, asco y cierto sentido de culpa por recibir dinero, lo que causa contradicción en el merecimiento. Si no crees en tu ser que mereces recibir pago por lo que haces, ese dinero que viene a ti se irá a otra parte. Muestra respeto por ti, por lo que haces y en ese sentido y desde ese respeto hacia a ti, entiende que debes recibir pago por lo que haces, sin juzgarte ni evaluarte.
Que la evaluación sólo influya en tu crecimiento, en hacerte cada vez mejor y no queriendo decir con esto que solo hasta ese momento merezcas recibir el pago de tus servicios. VENDE y otros comprarán pero si no defines que vendes y que obsequias confundes a todos los involucrados, incluyéndote

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo podemos ayudarte?