¡SIGUE ADELANTE!

No importa cual sea el resultado, sigue haciendo siempre lo máximo que puedas sin excederte ya que cuando agotas tus fuerzas, resulta más difícil alcanzar tus objetivos. Sin embargo, sí haces menos de lo que puedes hacer te sometes a frustraciones, juicios, culpas y reproches innecesarios.

Cuando haces lo máximo que puedas, significa que amas hacerlo sin esperar recompensa alguna. Por el contrario, la mayoría emprenden una acción sólo cuando esperan una recompensa y no disfrutan de ella ni de su acción. Ese es el motivo por el que no hacen lo máximo que pueden.

En este nuevo año que apenas comienza, escribe en un papel en blanco algunas metas que puedas alcanzar a corto, mediano y largo plazo. Luego, pregúntate donde y como te visualizas estar dentro de 1 año. Repite el mismo ejercicio visualizando cómo quisieras estar en 5 y 10 años, respectivamente. Escríbelo todo. Ahora, reflexiona sí en verdad vas en el presente por el camino correcto que te llevará a ese bienestar integral. Sí la respuesta es afirmativa, entonces haz lo máximo que puedas para alcanzar tus logros deseados. Sí es negativa, haz lo máximo que puedas para que esa situación cambie y puedas dirigirte por el camino de mayor satisfacción personal. En cualquier caso, ¡haz lo mejor que puedas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo podemos ayudarte?